Seleccionar página

Jorge Jesús de la Cruz
Liliana Madrigal llegó a San Lázaro decidida a dejar constancia de su trabajo, y en dos años está más que demostrado, nunca le ha gustado ser una más del montón, como le sucede a muchos tabasqueños cuando se van de diputados federales, que se pierden en el anonimato. Es una mujer de resultados, al grado que los jerarcas del tricolor la ven con muchas posibilidades de salir de nuevo a buscar el voto en el 2018 para una nueva posición.
Sabe lo que es participar en una elección y ganarla. Ser diputada federal por el 4to distrito electoral fue una proeza, le arrebató al PRD esa curul que por cuatro elecciones consecutivas la tuvieron, demostrándole al electorado que no se equivocaron cuando decidieron darle el voto.
Tiene varias iniciativas enfocadas a fortalecer la lucha de las mujeres, recientemente realizó en la entidad un evento, donde estuvo Renato Sales para hablar de las injusticias legales que tienen los policías para contar con mejores prestaciones, logrando el objetivo de involucrar otros organismos y juntos poder incidir a favor de un sector que merecen mejores condiciones laborales.

En su quehacer legislativo, Liliana Madrigal logró hacer importantes gestiones de recursos para obras en varios municipios, y con esa madurez política que ha venido adquiriendo, no hizo excepciones, beneficiando municipios como Centro, que es gobernado por el PRD o Teapa, donde era pvemista y ahora el alcalde es de Movimiento Ciudadano. También ha llevado esos apoyos a alcaldes de su partido, como Tacotalpa, donde estuvo el fin de semana para acompañar a Efraín Narváez a poner en marcha las obras realizadas.

Hacia el 2018, Liliana Madrigal tiene un objetivo, fortalecer su carrera parlamentaria, pero antes que eso, aportar su capital político, para impulsar el triunfo del candidato presidencial José Antonio Meade, y ponerse de nuevo el chaleco para construir un proyecto ganador en Tabasco, sin importar quien vaya a ser postulado.

Tiene el convencimiento de que el PRI es la mejor propuesta para México, sus votaciones en San Lázaro siempre han sido pensando en el bienestar de la población; seguirá trabajando con los temas donde se ha ido posesionando, ha crecido su presencia al interior de la fracción parlamentaria, de hecho, de los tres diputados federales tabasqueños priistas, es quien mejor desempeño tiene.

Por todo esto, no se duda vaya a ser considerada Liliana Madrigal como una propuesta seria, para el Senado de la República. Su carrera va en ascenso por méritos propios y eso la convierte en una mujer con amplia solvencia moral y política. Votar por ella, es darle la confianza a las mujeres.
E-mail: jorjes99@hotmail.com

Síganme en twitter @jorgedelacruz99