Seleccionar página

Jorge Jesús de la Cruz

Cuando plantearon la llegada de Darvin González Ballina a la dirigencia del PRD, se dijo era porque tenía la experiencia y la fuerza para no dejarse manipular de nadie, pero en los hechos, se ha visto un líder de papel, endeble en sus decisiones, casi nadie le toma parecer, y eso ha provocado que pierda el control de las candidaturas, al grado que se deja impresionar por los dueños de NI y ADN, pese a que el acuerdo es de darle los espacios a quienes tienen mejor posicionamiento electoral.
Por darle muchas vueltas a la candidatura de Centro, provocaron en el PRD que Jaime Mier llegue desgastado a la contienda, le llevan mucha ventaja Evaristo y Adrián, con el trabajo que han desplegado con tiempo entre sus estructuras, mientras que el ex director del Cobatab no sabe aún por dónde empezar a construir su proyecto.
Lo mismo está sucediendo en Jalapa y Huimanguillo. Las presiones de los grupos tienen a Darvin sin tomar una decisión, está apanicado, permitiendo que crezca la guerra sucia hacia los mejores posicionados, como sucede con Sabino Herrera, donde es visible la mano de María Estela de la Fuente y Oscar Ferrer para bajarlo de las preferencias en las encuestas; y no deciden por el tema de la paridad de género.
La solución no es complicada, para completar las candidaturas, hace falta una mujer y un hombre. El asunto se resuelve poniendo en Jalapa a Ana Karen Mollinedo, quien dejaría fuera de la jugada a su hermano, pero todo queda en familia, ahora lo que seria difícil, es ver si la gente les da el voto, ya que no quieren que esta familia de adueñe del municipio.
Para Huimanguillo no hay vuelta de hoja, ganan con Sabino Herrera, está mejor posicionado que sus adversarios, pero las presiones de las tribus no dejan que Darvin González pueda tomar la decisión. Es lamentable que el dirigente no pueda imponerse, ya que se supone, deben privilegiar el interés general y no las ambiciones de poder de los grupos.
Darvin González ya perdió el control del PRD, independientemente de cómo resuelvan las candidaturas de Jalapa y Huimanguillo, debería irse, al menos que prefiera seguir haciendo el ridículo, ya que ni siquiera se anotó para una diputación local pluri. En los hechos, no es quien decide el futuro del partido, es un títere y resulta lamentable haya aceptado jugar este papel, porque llego con grandes expectativas, sin embargo, no sirve para nada. No ata, ni desata, y pensar que cuando rindió protesta, decían que era lo mejor para el PRD, lástima que tire su prestigio a la basura.

E-mail: jorjes99@hotmail.com
Twitter: @jorgedelacruz99