Seleccionar página

No es posible avanzar en el desarrollo de un país, si se excluye del progreso a quienes representan la mitad de la población, señaló la diputada Yolanda Rueda de la Cruz, en el Foro “La Mujer y la Política en Tabasco: Realidades y Desafíos”, organizado por la Comisión Ordinaria de Equidad de Género. 

La igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible, agregó la legisladora local.
Dijo que lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas es el objetivo identificado con el número cinco en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, emitida por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en septiembre del año 2015.

Hizo una remembranza de iniciativas y demás propuestas que ha presentado como diputada, y consideró que “el compromiso debe ser asumido por gobernantes, funcionarios, empleados, padres y jefas de familia, docentes, jóvenes y ciudadanía en general”, para que tenga éxito.
Si se proporciona a las mujeres y niñas igualdad en el acceso a la educación, atención médica, un trabajo decente y representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se impulsarán las economías sostenibles y se beneficiará a las sociedades y a la humanidad en su conjunto, precisó Rueda de la Cruz.
“Es por esto que en mi desempeño como legisladora procuro, día a día, contribuir al liderazgo y la participación de las mujeres en la toma de decisiones, a eliminar todas las formas de violencia contra el género, a aportar al fortalecimiento pleno de la participación de las mujeres, tanto en el ámbito público como en el privado, así como proveer de herramientas que consoliden su autonomía económica,  lo cual es sumamente importante”, informó.
Destacó, asimismo, que en la medida que las mujeres logren ser autosuficientes en lo económico, en la misma proporción aumentará la dignidad, y su autoestima crecerá.
Al aumentar la autoestima, añadió, “nos sentimos más seguras y con ello estamos contribuyendo directamente a la toma de conciencia del poder que individualmente podemos tener”.
Mencionó que de acuerdo a datos del INEGI, en Tabasco hay 239 mil madres trabajadoras; el 97.9% de ellas además de cumplir con las obligaciones laborales que les impone su empleo formal,  cumple con las tareas y el trabajo que implica el llevar un hogar.  “Esa es la magnitud de lo que representamos las mujeres sólo  en el ámbito laboral”.
Es por ello, dijo, “que en diciembre de 2016 presenté una iniciativa para adicionar el Código Penal para el Estado de Tabasco a fin de incluir el delito de  “Acoso Laboral”, misma que aún se encuentra en estudio y análisis en comisiones”.
En su momento, Yolanda Rueda presentó, de igual manera, una iniciativa para que sean considerados los gastos de embarazo y parto dentro de los “alimentos” en el artículo 304 del Código Civil del estado de Tabasco porque la protección de la mujer y de su bebe son los motivos que se  justifican en la iniciativa,  con la única intención de brindar protección jurídica a la mujer, para que tenga asegurados los gastos que se producen durante el  periodo de embarazo y el parto, atendiendo al reconocimiento del cuidado especial que merece no solo ella sino el infante que también es sujeto de derechos, inclusive desde el vientre materno.  
Señaló que en el Congreso del Estado de Tabasco todavía se actúa con una mentalidad machista, y puso como ejemplo la Secretaría General de ese poder, en la que el 75 por ciento de los cargos son ocupados por varones y solamente el 25 por mujeres.